La Tirana: Celebrando a la Virgen del Carmen, la Chinita

Cada año, durante la semana del 16 de julio, en la Pampa del Tamarugal, se desarrolla la fiesta religiosa más grande de Chile: La Tirana, donde miles de personas se reúnen para celebrar a la Virgen del Carmen. Sin embargo, este 2020, debido al avance del coronavirus y a las cuarentenas establecidas por la autoridad, la fiesta se llevará a cabo de manera online.

Para conocer un poco más sobre la historia y ritos que hay detrás de esta celebración, te invitamos a leer esta nota.

La Tirana del Tamarugal

Todo comienza con la expedición de Diego de Almagro a nuestro actual territorio nacional. Dentro de sus tropas, viajaban importantes hombres del imperio Inca, entre ellos, Huillac Uma, a quien lo acompañaba su hija Huillac Ñusta (“princesa” en quechua). A la altura de la localidad de Pica, Huillac Ñusta decide escapar junto con un gran número de indígenas, con quienes se va a vivir en los bosques de tamarugos. Cualquier persona bautizada, español o indígena, que entrara a sus territorios, sería asesinada. Por esta razón, comenzaron a llamarla “Tirana del Tamarugal”.


Esto cambia con la aparición del español, Vasco de Almeida, de quién la Ñusta se enamora. Durante el tiempo que lo mantuvo prisionero, Vasco de Almeida le habló de Dios, de la Virgen y de la vida eterna que podrían compartir, por lo que la Tirana decide bautizarse. En ese momento, fueron sorprendidos por otros indígenas y los mataron. Después de esto, cumplen con el último deseo de la Ñusta de ser sepultada junto con Almeida y que en su lecho de muerte enterrasen una cruz cristiana.


Años después, el sacerdote Antonio Rondón llega a esas tierras a evangelizar. Sorprendido por la historia de la Ñusta, y al encontrarse con la cruz de la Tirana y su amado, decide construir en el lugar un templo a la Virgen del Carmen, que posteriormente se convertiría en el Santuario de Nuestra Señora del Carmen de la Tirana. Cabe mencionar que el lugar exacto en que fue levantado el templo de aquella época, en la actualidad es ocupado por el “Templo Antiguo”, que se encuentra a pocos metros del Santuario oficial, en el cual se realizan las celebraciones.


Una historia de multiculturalidad

La Fiesta de la Tirana surge propiamente tal en las salitreras de Tarapacá, antes de la Guerra del Pacífico. Esta zona, específicamente la iglesia de La Tirana, era lugar de encuentro de diferentes culturas: chilenos, peruanos, atacameños, aymaras, afrodescendientes, chinos, europeos, entre otros, quienes tenían diferentes tradiciones y celebraciones. Con la destrucción de la Iglesia en 1868 por un terremoto, el contacto entre estas culturas generó el nacimiento de las diferentes tradiciones con las que se celebra a la Virgen de La Tirana.


Tras la Guerra del Pacífico, donde Chile incorpora los territorios del norte a nuestro país, se dice que comienza un proceso de “chilenización” en la zona; donde son transmitidos las costumbres y tradiciones de la cultura nacional, adaptando y transformando celebraciones como la fiesta de La Tirana.


Principalmente, este cambio se da en las cofradías de bailes y de la procesión (formados por trabajadores y pobladores de las salitreras del país), incorporándose los bailes chinos, quienes adquieren gran protagonismo para la época. Éstos son propios de la localidad de Andacollo y estaban conformados por ancestros de diaguitas y mapuches que trabajaban en las minas de oro de esa zona. Hasta el día de hoy, los bailes chinos son los únicos que tienen el honor de sacar a la Virgen de La Tirana en procesión durante la celebración.


Por otro lado, con el paso del tiempo se van incorporando nuevos bailes a la fiesta, influenciados por culturas extranjeras: bailes gitanos, árabes, Diabladas Bolivianas, entre otros; los que le dieron el carácter multicultural que conocemos hoy en día.


Para ahondar más en la historia de La Tirana, te invitamos a revisar los siguientes testimonios registrados por Enfoque UC, sobre la historia y la tradición familiar:


Además, si quieres ahondar en el tema histórico de la fiesta, te recomendamos ver el documental “La Tirana”, de 1944, realizado por el Servicio Cinematográfico de la Dirección General de Informaciones y Cultura (DIC), en el siguiente enlace

La fiesta actual


Organización

La celebración de La Tirana hoy está regulada por el Santuario de Nuestra Señora del Carmen en conjunto con la Federación de Bailes Religiosos, quienes estructuran un programa para cada año. Éste contempla distintas celebraciones litúrgicas y ordena los turnos de cada agrupación ⏤que son cerca de 200⏤, para que le dancen a la Virgen. Los bailes se organizan y regulan a través de la Federación de Bailes Religiosos, que a su vez agrupa las Asociaciones de Bailes compuestas por al menos diez Sociedades de Baile de un mismo territorio, como por ejemplo, de Arica, Iquique, Antofagasta, Tocopilla, además de otros lugares de la zona central del país, e incluso de Bolivia y Perú. Cabe mencionar que las organizaciones de bailes afiliadas a la Federación tienen de distintivo un Estandarte, un instrumento altamente respetado y valorado por todos los miembros de la organización. Por otro lado, sus trajes, son “la vestimenta sagrada que cada bailarín utiliza para rendir culto a Dios, a la Santísima Virgen María y a los santos; y que representa a una Sociedad Religiosa, dentro de los márgenes de su estilo de Baile Religioso, la tradición de éste y en concordancia con este estatuto”, cuentan los Estatutos de la Federación.

Pero, ¿cómo se formó la Federación de Bailes Religiosos de La Tirana? En 1967, las agrupaciones y sindicatos ya organizados de los bailes, solicitaron a las autoridades eclesiales de la Diócesis de Iquique, la formación de una Federación que tuviera el objetivo de preservar la religiosidad e identidad de los bailes, expresando que “Los Bailes Religiosos que existen, desde antiguo en esta Diócesis, y cuyo fin primordial es honrar a Nuestra Señora del Carmen, especialmente en su Santuario de La Tirana, sin excluir otros fines religiosos, culturales, sociales y benéficos, se han constituido desde hace dos años la fecha de constitución fue el 2 de julio de 1965 en una Asociación que lleva el nombre de ‘Federación de Bailes Religiosos de La Tirana’ y que tiene su sede en Iquique”. (Estatutos Federación Tirana).


Principales ritos

La fiesta se realiza entre los días 10 y 18 de julio, y está marcada por distintos ritos e instancias en las que participan las Sociedades de Bailes, con sus cantos, rezos y bailes a la Virgen. A continuación, se describirán algunos de los principales hitos de la celebración, que la Coordinadora de la Residencia Móvil La Tirana 2019, resumió para Anclados.


Apertura: Cada año, el 10 de julio, se realiza la Apertura del Santuario con la Entrada Oficial de Federación, en que participa la Asociación de Baile que le corresponde ese año, en conjunto a las autoridades eclesiales. Es una instancia bastante importante y esperada por el cuerpo de baile en la que, según los Estatutos, siempre se canta el siguiente himno:


//: Campos naturales, déjanos pasar. //

// porque tus devotos vienen a adorar. ://

//: Ábranse las calles dennos el camino, ://

//: porque ya llegamos a nuestro destino. ://


Entrada: Tras la apertura, los bailarines realizan un acto religioso en la Cruz del Calvario, ubicada a la entrada del pueblo, para luego ir en dirección al Santuario (está en el centro de la localidad), e ingresar a éste para saludar a la Virgen con cantos y rezos.


Durante los días de la fiesta, el pueblo de La Tirana está en constante actividad, de día y de noche, ya que existen diferentes horarios de bailes; a algunos les toca el turno de entrada a altas horas de la madrugada.


Es importante señalar que sólo se deja de bailar para la misa de vísperas de la fiesta de la Virgen del Carmen, la noche del 15, y para la de la mañana del 16 de julio. Esto, con la intención de conectarse con la Eucaristía.


Una vez que los bailes realizan su entrada, participan de la festividad danzando, rezando, cantando y asistiendo a las celebraciones litúrgicas que se realizan en el Santuario y en el Templo Antiguo. Son días que se viven en comunidad, en familia y con amigos, además de ser una instancia de reflexión y oración.

Solemne Eucaristía de Vísperas: El 15 de julio, a las 22.00 hrs., la plaza del pueblo está al máximo de su capacidad, con más de 200 mil personas que esperan, con asientos, comida y frazadas, el inicio de la Eucaristía de vísperas de La Tirana. En ella, aguardan con entusiasmo, ya que podrán saludar a la Carmelita, quien es sacada del templo y puesta en lo alto del altar para la misa. En el momento exacto en que aparece la Chinita, se escuchan los tambores, se levantan los pañuelos y globos, suenan las matracas y los vítores de la gente profundamente emocionada y conmocionada por verla. Es un momento muy especial.


Vigilia: Posterior a la Misa de vísperas, las agrupaciones de bailes se dirigen a la capilla o a sus casas (denominadas sedes religiosas), atravesando grandes tumultos de gente para realizar la vigilia del “Canto del Alba”, la que es acompañada de un chocolate caliente.


Solemne Eucaristía del Día de la Fiesta: El 16 de julio, cerca de las 10:00 hrs., se realiza el descendimiento de la imagen, en que la Virgen del Carmen es bajada del templo con miles de cintas de colores extendidas entre la multitud para que puedan tocarla. En esta Eucaristía participan las Fuerzas Armadas de Chile, que le rinden honores a la Virgen.


Procesión: Ese mismo día, a las 15.00 hrs., la Virgen es sacada en procesión por todo el pueblo, donde miles de peregrinos la esperan. Escoltada por los Bailes Chinos, y acompañada por la imagen de San José, su esposo, y el Nazareno, su hijo, recorre las calles hasta la noche.


Despedida: El día 17 de julio se realiza la subida de la imagen al camarín, en que vuelve al interior del Santuario. Desde ese momento, por varios días, los bailes comienzan a despedirse de la Virgen en el Santuario, sin darle la espalda a su imagen.


En 2019, un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad Católica de Chile, visitó la localidad de La Tirana y participó de la fiesta a través de una Residencia Artística que se lleva a cabo desde hace siete años. Ester Acuña, egresada de Arte UC, nos comparte el siguiente testimonio:


“En la Fiesta de La Tirana, las agrupaciones de baile tienen su propia ceremonia antes de comenzar la procesión, donde realizan testimonios, besan la corona de la Mamita o Virgen, cantan, bailan, rezan, hacen pequeños ritos de perdón, agradecimiento, compromiso, entre otros. Además, durante el curso de la fiesta grupos de baile, diablos sueltos, ex-bailarines, peregrinos y comerciantes comparten sus recuerdos, emociones, tradiciones, bendicen y hacen regalos materiales (...) En mi caso dos días de exposición a la energía colectiva, intensamente expresada en ondas sonoras y visuales, fueron suficientes para desestabilizarme. En relación directa con el cuerpo estos estímulos activados por la danza, tradición centenaria familiar, y la suma de oraciones y ejercicios rituales para: pedir perdón y perdonar, agradecer, comprometerse, etc., permiten alcanzar una catarsis colectiva de carácter místico fundamentada en la fe; evidenciando la importancia de validar la identidad, formar redes de confianza y apoyo, y buscar esperanza”.


Te invitamos a conocer un poco más de La Tirana, desde la mirada de la Sociedad Religiosa Indios Sioux de María



Un 2020 diferente

Este año, dadas las circunstancias sanitarias, no se han podido realizar las actividades recurrentes de manera presencial, ni siquiera la procesión. Sin embargo, se han estado realizando distintas instancias de manera virtual, a las que puedes acceder a través de las redes sociales del Santuario de Nuestra Señora del Carmen de La Tirana.


El llamado de las autoridades es a vivir la fiesta en casa y ⏤desde ahí⏤ hacer un Santuario para la Virgen. Te compartimos el programa de la celebración para que puedas seguirlo.



Fuentes


Te puede interesar....
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco