Oración en verso: "El Señor de Mayo"

Actualizado: jun 25

Este 13 de mayo celebramos la tradicional fiesta del Cristo de Mayo. Es por esto, que te dejamos invitado a leer la siguiente oración en verso escrita por Magdalena Tagle

"El Señor de Mayo"

¡Que viva el Cristo de Mayo! … corre un eco por Santiago…

                               que en los Padres Agustinos, guardianes del Cristo Santo,

                               ya  va saliendo la imagen entre mil pañuelos blancos.

                               La ciudad le rinde culto… es Cristo que va pasando!

                               aún recuerda  el terremoto, el de mil seiscientos y algo…                 

¡Qué tradición tan vivida que  los hijos van guardando…

                               cuando bien se les explica  el valor de no olvidarlo!

                               Emocionante… de noche…… por el centro, a pié… cantando,

                               recuerdos  de nuestra infancia que nada puede borrarlos.

                               ……………………………………………………………………………………

                               Cuando los niños son niños, nos sorprenden observando…

                                - ¿Por qué está tan enojado, mamá, este Cristo de Mayo?

                               Porque no mira contento si hemos venido a pasearlo…

                               ¡Está oscuro y esta iglesia tiene escalones tan altos

                               que da miedo que se caiga la cruz con Cristo al bajarlo!-

                               - ¿Y por que tiene las manos con unas  cintas atadas

                               como queriendo tapar esas heridas sangrando?

                               El pelo…desordenado... se vuela en una aventada…

                               - ¡Y mira, mamá su cara… es dura,… es enojada…

                               es mucho más que tristeza … casi da susto mirarla ! -

                               Es Cristo, el mismo  que vistes en Belén entre las pajas,

                               el mismo Dios encarnado en María Inmaculada.

                               El que por amor a ti, hijito mío de mi alma,

                               supo vencer a la muerte y antes tuvo que pasarla.

                               Está enojado este Cristo, y su enojo no es por nada…

                               Cuentan los hombres antiguos  que acá en Santiago habitaban,

                               que el Convento donde vive, no era de verdad su casa.

                               Que vivía a la otra cuadra, en casa de La Quintrala,

                               al fondo de un corredor de esa gran casona larga.

                               Ella no le conocía y… era mala, la Quintrala,

                               trataba mal a los hombres que para ella trabajaban.

                               Un día, en que azotaba a un esclavo de su casa,

                               levantó la vista y vio… al Cristo que la miraba…

                               ese mismo, con su cara así mismito enojada…

                               ¡Yo no quiero hombres rabiosos aquí dentro de mi casa!

                               Llamen a los  Agustinos, vecinos de la otra cuadra

                               y que se lleven este hombre que me reprocha en mi cara.

                               ……………………………………………………………………………………..

Y cuenta la tradición que así fue como llego…

                                                                                              ...el Cristo echado de casa,

                               a otra casa que guardaba,  para Él… la mejor pieza.

                               Y así fue como llegada la hora del terremoto…

                               todo en Santiago era ruina… solo una pared quedaba;

                               la del Cristo con su cara iracunda…enojada.

                               Cuando pasados los años, enferma ya la Quintrala,

                               sintiendo cerca la muerte recordó al Cristo… y su cara,

                               mandó llamar a los Padres, aquellos de la otra cuadra,

                               y les pidió por favor, al Cristo le retornaran.

Bajaron  la cruz con Cristo y a su casa lo llevaron

                               donde casi moribunda lo esperaba La Quintrala…

                               y al llegar a los portones por, donde antes lo sacaran,

                               no hubo forma que cupiera de vuelta el Cristo a esa casa…

                               La historia dicen que dice que murió en paz La Quintarla

                               porque el Cristo aunque no entrara, la dejó morir en Gracia.

                               …y es así como hasta hoy día, en los padres Agustino

                               se siguen diciendo misas por el descanso de su alma

                                …………………………………………………………………….

                               ¡ Mamá ...  tiene el crucifijo la corona descolgada,

                               no la tiene en la cabeza sino hasta el pecho pasada !

                                Si mi hijito, le miraste y miró bien tu mirada…

                               que aunque esté oscura la noche la corona está pasada…

                               y es que dicen los que saben que ese mismo terremoto,

                               que respetó… casi nada…le hizo caer la corona…

                                …y al pecho quedó clavada.

                               ¡Y por qué no se la sacan del pecho,  los que restauran

                                y la ponen como Cristo… en su cabeza clavada? 

                               Porque desde muy antiguo, cada vez que se ha intentado

                               levantarle la corona y en su lugar colocarla…

                               … la tierra vuelve a temblar…y ya es cosa señalada

                               que Cristo quiere quedarse con la corona pasada.

                               ……………………………………………………………………………….

Bajaba el anda en la noche, por hombres buenos tirada

                               con cuidado, no se fuera de golpe la Santa Carga.

                               La propia tensión humana de la vida del cristiano;

                               avanzar por la avanzada, con la prudencia debida

                               paso a paso, día a día… intentando amar la carga.

                               Son algunos centenares, nada más, los que lo aclaman

                               enarbolando  pañuelos que hacen la noche más clara

                               pero hay mucho de respeto… de cariño…de nostalgia…

                               en las caras de las gentes  que  ven a Cristo que pasa.

                               ……………………………………………………………………………….

                               ¡Que viva el Señor de Mayo! ¡Qué paradoja más rara…!

                               Que viva ese mismo Cristo que a la muerte se entregara…

                               ¡Viva sí, que viva el dueño de la vida regalada !

                               …que solo mismo muriendo se vence a la muerte mala!

                               Ese, que en la cruz sufriendo no tiene dulce la cara

                               porque es humano y le duele lo que mira su mirada…

                               ………………………………………………………………………………..

Por las calles de Santiago recorre el Cristo de Mayo

                               la ciudad  que efervescente se retira del trabajo,

                               …casi todos se detienen… miran al crucificado…

                               y en la boca un Padre Nuestro acusa… que están rezando

Este es, i hijito querido, el sentido de ir andando

                               en lo oscuro de la noche y a la hora del cansancio…

                               ¡Que viva el Señor de Mayo, el mismo resucitado !

Recorrimos la manzana tras el Cristo caminando,

                               tal vez el mismo trazado con que se fundó Santiago...

                               y  al ganar la Plaza de Armas, la misma de aquellos años

                               detenido el Rey de reyes en una cruz enclavado…

                               desde un solemne silencio, mirando al crucificado,

                               tres credos se oyen  hilados, tres veces la fe mostrando…

                               y son tres, porque tres credos… duro el terremoto antaño.

                               ¡Qué tiempos en los que el tiempo era medido rezando!...

                               ¡Que viva el Señor de Mayo ! ¡El Cristo crucificado!

                               ¡y viva por muchos años  la tradición de sacarlo,

                               en humilde procesión por las calles de Santiago

                               El día trece, de noche, con lluvia, frío o  cansancio

                               en público testimonio de que el Amor es amado!

 
Todo
Te puede interesar....
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco